Home   Pymes   Consejos para tu idea de negocio

Consejos para tu idea de negocio

Consejos para tu idea de negocio

Todo lo que necesitas saber antes de crear tu empresa

Hay consejos útiles antes, durante y después de emprender. Tal vez sean éstos a los que más caso tengas que hacer. La solidez futura de tu negocio puede depender de ellos. Desoírlos puede tener implicaciones negativas en tus finanzas, tu márketing y tus ventas…

1. Es un error pensar que únicamente montas tu empresa para ganar dinero.

Si sólo estás pensando en hacerte rico, vas por muy mal camino. Tenes que tener vocación de empresario. Plantéate primero qué tipo de empresa queres crear, y con qué proyección de futuro. Hay emprendedores que montan su negocio únicamente porque se quedan sin empleo y no tienen o no ven otra salida.

2. Se desenfocan con facilidad.

Los emprendedores se olvidan del objetivo principal de una empresa: vender, vender y vender. Céntrate en la calidad y en el momento de venta de tu producto o prestación de tu servicio, y en tener un buen departamento de postventa. Y el resto, subcontrátalo. Supervísalo, pero externalízalo: tanto lo que no sepas hacer como lo que te requiera un esfuerzo que te quite de vender.

3. Vos no vendes lo que queres, sino lo que la gente desea comprar

Cuando arrancas con tu negocio, no es tan importante hacer un plan de negocios perfectamente definido a tres años como saber de dónde vendrán tus ingresos. Para hacerlo bien, no sólo tienes que analizar las cuentas, también deberás salir a la calle y hablar con clientes potenciales y con gente de tu sector. Esto te llevará, seguramente, a rehacer tu idea inicial. Un buen plan y un estudio de mercado hecho por el propio emprendedor, puerta a puerta, es garantía razonable de éxito.

4. Huye de exageraciones en tu plan de negocio

Tu plan de negocio tiene que ser realista, nada de ‘vamos a ser líderes mundiales, conquistaremos el 1% del mercado chino, no tenemos competencia, nuestra tecnología es única. Un plan no deja de ser una venta. De hecho, la primera acción de tu empresa es la venta de tu compañía a tus inversores, tanto si es a un banco, como a un inversor privado.

5. La forma jurídica, los impuestos, los contratos… todo eso es lo más fácil.

Los obstáculos con los que te encuentras no suelen ser los que prevés. Hay cuestiones que parecen difíciles y que se resuelven pagando 500 pesos a un contador o a un abogado. Los problemas son otros: normas contra incendios, licencias para manejar sustancias peligrosas o la necesidad de elaborar un proyecto antes de levantar una nave.

6.No te olvides que vas a tener competencia

Por si no te lo han dicho todavía, ¡siempre vas a tener competencia! Antes, durante… y después de poner en marcha tu negocio. Una primera señal para saber si tu plan de empresa funciona (o no) es cuando reflejas en él que no tienes competencia o se te olvida mencionar cómo es la misma. Y por competencia no sólo me refiero a la directa, también la indirecta. Es verdaderamente difícil que estés solo en el mercado.

7. ¿Esperar a los clientes sentado? Un error

No puedes abrir la puerta de tu empresa y comenzar a pensar en ese momento en como captarlos. Ese trabajo lo deberías haber hecho antes. Lo mejor es contar con algunos clientes que te aseguren un mínimo de ingresos o, por lo menos, tener claro cómo van a entrar por tu puerta. Los negocios primerizos suelen estar poco capitalizados y no pueden vaciar sus recursos antes de tiempo.

Muchos otros consejos para tu idea de negocios encontraras en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d personas les gusta esto: